LA INFLUENCIA DE CALVINO EN EL CAPITALISMO TEMPRANO DE LOS SIGLOS XVII Y XVIII

Por: Javier Mauricio Pérez Ossa
Estudiante, Fundación Universitaria Bautista, Cali, Colombia

Planteamiento del problema:
La obra del reformador Francés Juan Calvino ha sido una de las más polémicas y controversiales tanto en el siglo XVI como en los siglos posteriores. Su teología ha sido objeto de múltiples acusaciones, algunas de ellas con justa causa y otras no tanto. Entre las acusaciones que se han hecho a la doctrina de Calvino se encuentra la propuesta por el economista y sociólogo alemán Max Weber que plantea la teología de Calvino como el fundamento principal para el surgimiento del capitalismo de los siglos XVII y XVIII en Europa, en especial en aquellas ciudades en las que hubo presencia del puritanismo ingles (abiertamente declarado como calvinista). A partir de la obra de Weber, mucho se ha dicho sobre esta cuestión; En medio del debate han salido apasionados apologistas de Calvino pero también han salido apasionados detractores de él. La característica principal en dichos personajes ha sido el subjetivismo partidista que de lado y lado pretenden defender sus posiciones, así entonces, los calvinistas en su afán por defender la “pureza” de su doctrina han ignorado muchas fallas en Calvino, pero a la vez los anti-calvinistas en su deseo por desvirtuar las raíces históricas y doctrinales del calvinismo han hecho del reformador francés un “engendro” cuya obra fue la base principal para el “espíritu del capitalismo”.

Considerando que las implicaciones sociales del capitalismo burgués han sido y aun son vastas y que a uno de los fundadores mas destacados del protestantismo se le adjudica la responsabilidad “intelectual” de dicha actitud económica, se puede notar la importancia de una revisión de la teología de Juan Calvino desde una perspectiva no partidista (que no pretende defender el calvinismo, ni mucho menos adopta posiciones anti-calvinistas). De modo que el problema que pretende abordar la presente monografía es hasta que punto la teología de Calvino fue responsable o propulsora del capitalismo temprano de los siglos XVII y XVIII. Para ello será necesario precisar algunos aspectos importantes de la teología de Calvino (directamente desde sus escritos), la interpretación hecha por los calvinistas (pietismo ingles) y los efectos que ambos produjeron en la mentalidad de los empresarios europeos, para así poder llegar a una conclusión y dar respuesta al problema planteado.

I. LA TEOLOGÍA DE JUAN CALVINO.

Existe un error que frecuentemente se comete cuando se aborda la interpretación de algún autor, el error es acceder al mismo a través de sus comentaristas y casi nunca se llega directamente sobre la obra del autor en cuestión, lo que ocasiona que el conocimiento que se tiene del mismo esté condicionado por sus interpretes, de modo que no hay una interpretación objetiva de él. Ese error ha sido cometido muy frecuentemente en el conocimiento acerca de Juan Calvino, pues lo han entendido desde las obras de los calvinistas y muy poco se han acercado a la obra de Calvino mismo. Esto ha ocasionado ignorancia respecto del verdadero pensamiento del teólogo francés y solo se ha conocido el pensamiento del calvinismo posterior a él. Ante ello debe decirse que “calvinismo no es Calvino ni Calvino es calvinismo” [1] y que no debe ser confundida la doctrina calvinista con el pensamiento original del reformador, aunque la misma tenga su origen en él. Es por eso que la principal fuente de este apartado será su obra magna: las instituciones de la religión cristiana y algunos de sus comentarios bíblicos, lo que permitirá conocer de primera mano su pensamiento [2] , para así poder compararlo con lo que posteriormente se le adjudicó y que aun se le adjudica: el surgimiento del capitalismo.

Los aspectos que se revisaran, serán los que a conciencia del autor de la presente investigación más se relacionan con el tema que la ocupa, a saber: sus conceptos sobre la providencia, la predestinación, el trabajo, el dinero, las riquezas y las relaciones económicas, que pueden detectarse en sus escritos. Todo ello no estará libre de ser  interpretado en este trabajo, pues lo que se busca es comenzar a arrojar luz sobre el problema que se ha planteado.

a) La providencia: el concepto de providencia que tiene Calvino guarda una relación muy estrecha con la absoluta soberanía de Dios. Puede notarse la rigurosidad con la que se formula la doctrina, a tal punto que se atribuye a Dios todo cuanto sucede en el universo. Para Calvino nada de lo que sucede en el mundo se da sin que se halle dentro de la voluntad de Dios. En el reformador francés no se da posibilidad a que Dios haya creado y posterior a ello haya establecido leyes naturales por medio de las cuales se rigiera el mundo, sino que dice que Dios esta en absoluto cuidado y manejo de lo que ha creado y nada sucede por azar o casualidad. Así es como dice que “seria vano y de ningún provecho hacer a Dios creador por un poco de tiempo, como si de una vez para siempre hubiera terminado su obra.” [3] , sino que “también...tiene cuidado, mantiene y conserva con una providencia particular todo cuanto creó, hasta el mas pequeño pajarito del mundo” [4] . Así puede notarse que Calvino en su doctrina de la providencia atribuye todos y cada uno de los eventos que suceden en el universo a Dios, tanto los buenos como los malos.  Hasta atribuye a la acción y voluntad de Dios el hecho de que algunas personas tengan mas comida o mas bendición que otras, aduciendo que ese ha sido el soberano beneplácito de Dios, es así como dice que “es necesario contemplar y comprender lo que la misma experiencia nos enseña: que unas madres tienen los pechos llenos, y otras los tienen secos, según que a Dios le agrade alimentar a uno mas abundantemente y al otro con mayor escasez” [5] ; con esta cita puede notarse la concepción que atribuye a la voluntad de Dios todo cuanto sucede, llegando a decir que es la voluntad de Dios que unos puedan comer y otros no, es decir que Dios quiere y aun busca la desigualdad en el mundo, y con esta posición hace la interpretación de los textos bíblicos, de modo que explicando Sal. 75, 6-7 dice que “el profeta (concluye) que al secreto consejo de Dios se debe el que unos sean ensalzados y los otros permanezcan abatidos” [6] , adema comenta que “si todo suceso prospero es bendición de Dios, y toda calamidad y adversidad es maldición suya, no queda lugar alguno a la fortuna y al acaso en todo cuanto acontece a los hombres” [7] . Ante esas afirmaciones de su misma pluma, queda claramente explicitada la mentalidad de Calvino, en la que Dios controla todo cuanto sucede en el mundo, aun las desigualdades y el hecho de que algunos tengan mas prosperidad que otros y a eso el hombre debe conformarse.

b) la predestinación: aunque no es el propósito de esta monografía hacer una investigación rigurosa de este tema y el mismo no parece tener nada que ver con el tema del capitalismo, debe quedar claro que si es necesaria la mención (aunque sea corta) de esta doctrina, pues la misma estará directamente relacionada con el tema del trabajo y la bendición de Dios.

Para Calvino, Dios desde antes de la fundación del mundo decidió quienes habían de ser salvos y quienes habían de recibir condenación, así los que creyeran al evangelio serian únicamente los predestinados mas los réprobos no lo harían por que fueron destinados para muerte por Dios. Por otro lado, él mismo dice que Dios no “crea a todos con la misma condición, sino que ordena a unos para la vida eterna y a otros para condenación perpetua” [8] , esta cita permite conocer que en la teología de Calvino las personas no tienen una misma posición delante de Dios, sino que unos son mas favorecidos que otros, de modo que los elegidos tienen ciertos beneficios visibles que los réprobos no, entre ellos el trabajo (vocación), la fe, la justificación, etc., por eso se examinan algunos de esos conceptos seguidamente.

c)  del cristiano y su vida: Calvino es muy claro en sus afirmaciones acerca de cómo el cristiano debe llevar su vida y como debe ser su actitud frente a la prosperidad y alas calamidades. Tres son los aspectos que pueden o deben nombrarse en esta oportunidad para presentar la formulación hecha por Calvino, que guardan estrecha relación con el tema que ocupa la investigación: 1)debemos huir de la impiedad y los deseos mundanos, 2) debemos seguir la sobriedad, la justicia y la piedad y 3) la renuncia de nosotros mismos respecto a Dios.

-         debemos huir de la piedad y los deseos mundanos [9] : Calvino invita renunciar a los deseos mundanos y contentarse con la gracia de Dios. Para él, los deseos mundanos son aquellos que pertenecen a la carne y por tanto  debe renunciarse a ellos con el corazón y darse a la voluntad de Dios que es suficiente para el cristiano, de lo contrario eso impedirá el verdadero servicio a Dios.

-         debemos seguir la sobriedad la justicia y la piedad: “por lo demás reduce todas nuestras acciones a tres miembros o partes: sobriedad, justicia y piedad.

La primera, que es la sobriedad, sin duda significa tanto castidad y templanza, como un puro y moderado uso de los bienes temporales, y la paciencia en la pobreza.

La segunda, o sea la justicia, comprende todos los deberes y obligaciones de la equidad por la que a cada uno se da lo que es suyo.

La piedad que viene en tercer lugar, nos purifica de todas las manchas del mundo y nos une con Dios en verdadera santidad” [10] . Es claro Calvino al mostrar un equilibrio entre el uso de los bienes materiales, o sea aprovecharlos de manera moderada, pero también invita a tener conformidad e la pobreza, además de invitar a se equitativos y a vivir en este mundo sin mancha. Más adelante se expresa invitando anegar del todo los apetitos carnales para dedicarse por completo al servicio a Dios y al prójimo.

-         La renuncia de nosotros mismos respecto a Dios: el cristiano no debe buscar ni anhelar las riquezas por medio de la industria ni por medio del esfuerzo propio, pues eso no será de felicidad para él, tampoco debe buscar escapar de la pobreza para buscar la “pompa” y la “magnificencia”, antes bien debe esperar que si es la voluntad de Dios, él lo hará prosperar y con su bendición lo sostendrá, pero aun si no tienen abundancia en sus negocios, también debe tener paciencia, pues todo lo que Dios hace y la forma como conduce la vida de las personas, es para provecho de su salvación ,así que si a Dios le place darle riquezas, las mismas deben ser para bien del común y no para hacerle daño a los demás ni para conseguir honor. Para aclarar esta idea cabe citar una frase bastante extensa pero que da visibilidad sobre el pensamiento:

por tanto, si creemos que el único medio de prosperar y conseguir feliz éxito consiste en la sola bendición de Dios, y que sin ellas nos esperan todas las miserias y calamidades, solo queda que desconfiemos de la habilidad y riqueza de nuestro propio ingenio, que no.....confiemos en la fortuna, ni aspiremos codiciosamente a los honores y riquezas.....de ahí que no procuraremos....con daño al prójimo, conseguir riquezas, ni aspirar a los honores y dignidades de los demás; sino que únicamente buscaremos las riquezas que no nos apartan de la conciencia . Por que ¿quién puede esperar el favor de la bendición de Dios, para cometer engaños, rapiñas y otras injusticias?

d) el dinero las riquezas y la economía: aunque ya se ha hablando de esto en el apartado anterior, es necesario decir algo mas acerca de la relación de estos aspectos específicamente.

En su comentario a la primera epístola a Timoteo, Calvino explica que “Pablo excluye los lujos y el exceso de abundancia; porque la naturaleza se conforma con poco, y todo lo que va más allá del uso natural es superfluo. No que la amplitud en el uso de las cosas deba condenarse en sí, sino que el codiciar siempre es pecaminoso” [11] .

Como se ha visto, para Calvino no es malo tener riquezas, pero él si considera que no esta bien amarlas, además “reconoce la prosperidad como bendición de Dios, pero advierte fuertemente contra el deseo de amontonar riquezas. Los que activamente buscan riquezas se burlan de Dios cuando oran el padrenuestro y piden por el pan diario, ya que, por una parte, tienen mas que suficiente para sus necesidades, y, por otra, no se contentan con el pan diario, sino que quieren mucho mas” [12]

Por otro lado, para él es importante que los pobres de la iglesia sean atendidos por los diáconos, lo que permite ver que en su concepto los pobres también pueden ser elegidos y las riquezas no son muestra de su predestinación. También cree que los jefes deben pagar salarios justos de acuerdo a las necesidades del trabajador, “es en este contexto que se desarrolla el concepto de la equidad y lo equitativo” [13] .

De esta forma se ha podido ver a grandes rasgos los principales fundamentos de la teología de Juan Calvino, sin que esto signifique que se haya agotado o abarcado todo lo que se puede decir de él en referencia a este tema, pero si se ha hecho de acuerdo a la pretensión de la presente investigación. Esto ha permitido comenzar a dilucidar que tanto puede adjudicarse a Calvino (a él como teólogo y no a su movimiento posterior)  una base fundamental para el capitalismo, pero todavía hay algunas cosas mas que cabe anotar, por eso a continuación se hace un examen de el calvinismo en forma del pietismo ingles.

II. EL PIETISMO INGLES.

La influencia que tuvo la obra de Calvino sobre otros pueblos, fue amplia, a tal punto que Robert Kundsen lo ha considerado una fuerza cultural se expresa diciendo que “Calvino fue un patrón de los derechos humanos modernos (y) en su pensamiento anticipó la moderna forma de gobierno republicano” [14] .  en medio de esa fuerte influencia que ejerció se puede notar la expansión tan potente que tuvo el calvinismo en la gran mayoría de las ciudades europeas, en las que realmente fue de gran influencia sobre la política,(en especial en las formas de gobierno), las cuestiones intelectuales, la moral, la economía, etc. es en medio de esa fuerte influencia que ejerce el calvinismo en la mayoría de aspectos de la sociedad europea que se da su llegada a Inglaterra, donde se formara la teología puritana (pietismo ingles) que tendrá suficiente fuerza para impactar la sociedad inglesa, pero además seria de especial importancia para el calvinismo, pues allí se dieron importantes modificaciones a la teología de Calvino, en especial por su discípulo directo Theodoro de Beza, además por parte de William Perkins, Thomas Hooker, entre otros. Los escritos de estos personajes serian el calvinismo de Inglaterra, así por ejemplo Perkins publico un tratado en 1589 acerca de el hombre en estado de gracia y el hombre en estado de perdición, “este tratado inauguró una nueva era en la teología inglesa” [15] , en este trabajo se formularon algunos elementos que rigieron el pietismo ingles, entre ellos, se puede destacar “el elemento fundamental en la teología de Perkins se centró en la pregunta, ¿cómo puede uno saber si es electo o réprobo?” [16] . Y es justamente en respuesta a este interrogante y a otras preguntas, que surgen algunas afirmaciones que fundan la teología de los pietistas, teología que se revisa a continuación (de manera sucinta) para rastrear donde tomó fuerza el capitalismo.

Los aspectos que se mencionan a continuación, hacen parte del articulo de J. Freund mencionado en un articulo de la revista concilium. se toman, pues son los que mas están relacionados con el tema que se esta tratando, pero debe advertirse que “se trata de la religión calvinista, pero no tal como fue preconizada por Calvino, sino tal como fue recibida y transformada por las diferentes sectas puritanas nacidas del calvinismo, particularmente por los pietistas, los metodistas y los bautistas” [17] :

a)   el ascetismo: el calvinismo ingles toma algunas afirmaciones del Calvino (algunas de ellas se han expuesto aquí) en las que él se expresa diciendo que no debe gastarse el dinero en cosas vanas, sino que el cristiano debe renunciar a si mismo y a las cosas carnales, pero las lleva al extremo y además hace una exageración de la doctrina de la elección. Así pues se convierten los feligreses en ascetas, pero ascetas que no se separan del mundo sino que viven en él y aun trabajan en él, de modo que los cristianos se dedicaron a un activismo laboral y “en virtud de ciertos presupuesto religiosos, la moral puritana condena el ocio en la posesión, el goce de las riquezas, las tentaciones de la carne y el lujo.......de ahí un cumulo de frutos de trabajo que ha de recibir un empleo distinto del goce inmediato....si no se podía gastar en placeres el dinero ¿que cabía sino de nuevo en la empresa para ampliarla? [18] . esto llevo a los puritanos a trabajar y acumular dinero de manera amplia.

b)   La vocación: nace también la idea de que el trabajo es una vocación de Dios y por tanto trabajar ya no es una obligación mundana sino un mandato de Dios para el creyente, entonces si la persona trabaja esta siendo obediente a Dios. También se llego a decir que “el éxito en la profesión o en los negocios (era) signo de elección” [19] , lo que el activismo laboral fuera exaltado como muestra de fe.

c)    Riqueza y pobreza: en este aspecto y siguiendo fielmente a Calvino, la moral puritana considera que no es malo tener riquezas, pero si es malo emplear esas riquezas en “pasiones bajas”, “pero no cuando se ajusta a las exigencias de la ética y de la vocación a ser intendente de los bienes de Dios” [20] . Hasta aquí se sigue a Calvino fielmente, pero se aparta de él al aplicar esto al campo de la producción económica-empresarial, y mas aun cuando se dice que la persona debe seguir trabajando así tenga mucho dinero, pues (como se dijo antes) el trabajo es obediencia a Dios y si no se trabaja se esta siendo holgazán y desobediente.

Estas son las creencias fundamentales del pietismo ingles, ahora solo basta preguntarse que tuvo todo esto que ver con el capitalismo y que tanto su teología fue fiel a su fundador: Calvino

III. ¿QUÉ RELACIÓN GUARDAN CALVINO, CALVINISMO Y CAPITALISMO?

La exposición que se ha hecho de la teología de Calvino y la posterior teología del calvinismo (ingles) permite tener una idea de la forma como ambos tuvieron una influencia sobre el pensamiento capitalista temprano de los siglos XVII y XVIII. A continuación se presenta como se da la relación entre Calvino, el calvinismo y el capitalismo, aunque por el momento solo se hará la relación entre ellos, sin que eso exprese la opinión final (pues más adelante se dará una síntesis en la que se propondrá la opinión del autor de esta monografía).

Es lógico pensar que si Dios tiene el control absoluto de todo cuanto sucede en el mundo, no es descabellado pensar que él mismo ha llevado de la mano (con su soberana providencia) el hecho de que algunos tengan éxito económico y otros estén en la absoluta pobreza, lo que lleva a pensar a un empresario que tiene el favor de Dios y que no comete pecado en acumular riquezas, pues eso solo ha sucedido por que Dios así lo quiso, es mas si el Señor de toda la creación ha hecho que no todas las personas sean iguales (pues ha predestinado a una para salvación y a otras para perdición), es normal que haya jefes que manejan empresas y haya personas pobres que no tienen esa posibilidad y que si ñas calamidades y bendiciones provienen de Dios, los demás no deben gastar su dinero acumulado en socorrerlos, pues estarían  yendo en contra de la soberana voluntad de Dios, así que cada uno a ocuparse de lo que le toco (estas expresiones hacen parte de algunas de las creencias básicas del capitalismo). Por otro lado la actitud ascética de no gastar el dinero que se ha ganado, a lo único que puede llevar es a acumularlo (generar capital) y así amontonar riquezas, de modo que el que tiene aun mas tendrá, pues no lo gasta y sin darse cuenta puede llegar a convertirse en un magnate, que tiene una acumulación grande de capital que solo lo usa para invertirlo en negocios. También la actitud de trabajo excesivo caracterizó al calvinismo y también al capitalismo, pues el obrero trabaja y trabaja para producir para el amo (en el caso del calvinismo lo hace por obediencia a Dios, pero de igual forma significa trabajar para un jefe). Una evaluación como la hecha por Evangelista Vilanova permite sintetizar la relación entre el calvinismo y el capitalismo:

Del mismo modo que la insistencia en la importancia de tener una profesión fija y estable sirve para legitimar éticamente la moderna especialización del trabajo humano, así también la interpretación providencialista del provecho y del lucro legitima la posición del hombre de negocios. En definitiva, la ética calvinista y sobre todo la puritana han sido las portadoras del ethos de la empresa racional burguesa y de la organización del trabajo; y con la perdida de sus raíces religiosas, imperceptiblemente se va imponiendo una interpretación del pensamiento en el sentido del utlitarismo [21]

Aquí se surge una pregunta ¿esta posición que atribuye a Calvino y al calvinismo, si no toda por lo menos la mayor responsabilidad del capitalismo, realmente hace justicia a la realidad histórica y a la teología del reformador francés? A lo que se responde lo siguiente:

IV. UN CIRCULO DE RETROALIMENTACION ENTRE RELIGIÓN Y ECONOMÍA Y UNA INTERPRETACIÓN VICIADA POR EL MOMENTO HISTÓRICO. [22]

El titulo de este apartado expresa de manera sintética lo que va a expresarse, pues varios son los elementos que deben tenerse en cuenta en el surgimiento y fortalecimiento del capitalismo y la relación que el mismo guarda con el calvinismo.

El origen de todo debe buscarse en el mismo Calvino, por eso se han dado aquí algunas indicaciones sobre su teología, pues si a él se adjudica todo, a él debe leerse antes de hacer juicios de valor. Lo que se busca en esta propuesta es ante todo buscar un equilibrio entre los responsables del problema que se ha planteado desde el principio, no se busca defender a nadie ni mucho menos inculpar de nada.

Es por eso que cuando se realiza un acercamiento a la teología de Calvino de manera parcial, la misma puede prestarse para confusiones y malas interpretaciones, pues él demasiado radical en algunas afirmaciones que hace, y si se le entiende de forma parcial, puede decirse con toda vehemencia que él es un clasista y atroz formulador de una doctrina inhumana, por ejemplo leer su teología de la providencia puede resultar aterrador al observar que atribuye hasta las calamidades a la voluntad de Dios, incluso el hecho de que un neonato no tenga comida resulta siendo acto de Dios y ciertamente esto es desgarrador, pero si se busca en el resto de su doctrina, puede encontrarse que siempre esta haciendo una constante invitación a que los diáconos de la iglesia (y la iglesia en general) sean servidores de su prójimo que esta en necesidad, así que para él no es grato que haya diferencias, tan solo hace una interpretación de las escrituras y es lo que encuentra en ellas [23] , pero también formula que Dios quiere que los creyentes sean siervos suyos pero también de la humanidad entera. Así que interpretar a Calvino por partes es lo que puede llevar a una confusión en su doctrina y eso fue precisamente lo que paso con el puritanismo y sus principales representantes, pues hicieron de la doctrina de la predestinación y de la providencia el eje principal de su teología, ignorando otras que si son centrales, es tal y como lo expresa C.H Irwin:

La predestinación ocupa un espacio relativamente pequeño en la enseñanza de Calvino. El asunto es tratado en cuatro de los ochenta capítulos de que consta la institución, y su posición es secundaria, no prominente. Viene al fin del tercer libro, y después de la enseñanza acerca de la obra del Espíritu Santo, de la fe, del arrepentimiento, la vida cristiana, la justificación y la oración, que comprende su admirable explicación de la oración dominical [24]

Por el contrario hay otras doctrinas que si son principales, pero que no fueron resaltadas por el calvinismo que se hizo conocer como “fiel” continuador de su doctrina. Además de esto debe decirse que Calvino fue leído con una mentalidad y durante una época en la que ya se estaba gestando el capitalismo, pues el surgimiento de la empresa, las bancas y el comercio ya se estaba dando en Europa (en especial en Italia donde había grandes mercados de dinero) y a esto no estaba ajena Inglaterra. Aunque tampoco puede librarse a Calvino de su responsabilidad pues si fue severo en sus expresiones y eso también ayudo a la confusión de lo que él dijo y en muchas ocasiones su teología es inhumana.

Así las cosas, el calvinismo ingles representa un doble fenómeno, por un lado interpreto a Calvino por partes y esto llevo al realce de aspectos que no tenían carácter central, pero también estuvo influenciado por el capitalismo que estaba surgiendo. El doble fenómeno se da de la siguiente manera: el calvinismo en un receptor pero también un propulsor del capitalismo, pues (como ya se dijo) interpreta a su fundador con la mentalidad de negocios, pero a la vez le da una fuerza religiosa a estos postulados y los consigna como bíblicos y como voluntad de Dios, lo que ayudo a que los creyentes adoptaran una ética basada en estas creencias y como era una organización con tanta fuerza y tantos adeptos, logro ser de impulso para esta mentalidad, sin ser los calvinistas los culpables de todo, pues hubo muchos factores mas y aun mas fuertes que ayudaron a la formación y establecimiento del capitalismo burgués, tales como “la estricta separación entre el patrimonio familiar y el de la empresa, la racionalización del derecho, el desarrollo de la economía monetaria, etc.” [25] . así que puede afirmarse que el calvinismo (mas no Calvino) ayudo a la propagación y fortalecimiento del capitalismo, mas no fue el iniciador, sin que esto sea total culpa de Calvino, pero tampoco lo exima de responsabilidad. Por lo tanto puede concluirse a una sola voz con Weber que:

La salvación de las almas constituyo el único eje de (la) vida (de los reformadores) y de su actividad. Sus objetivos éticos y las manifestaciones practicas de sus doctrinas tenían ahí sus raíces y no eran sino consecuencias de motivos puramente religiosos. Por eso hemos de contar con que las repercusiones de la reforma sobre la cultura fueran en gran parte, o incluso....en su mayoría, consecuencias imprevistas y no deseadas de la obra de los reformadores, consecuencias a menudo muy alejadas de lo que ellos se habían propuesto alcanzar y, en ocasiones contrarias a tales objetivos [26]

BIBLIOGRAFÍA

v      BOETTNER. Loraine. La predestinación. Grand Rapids: Michigan. Subcomisión de literatura Cristiana. 1968. 373 paginas.

v      CALVINO. Juan. Institución de la religión Cristiana, Tomos I y II. Barcelona (España): Fundacion editorial de Literatura reformada. 1999. 1262 paginas.

v      ______________. Comentario a la primera epístola a Timoteo. En www.iglesiareformada.com.

v      DONNER. Theo. Una introducción a la historia y teología de la reforma. Medellín (Colombia): Publicado por Seminario Bíblico de Colombia. 1987. 233 paginas.

v      FREUND. J. Trabajo y religión según Max Weber. En: Revista Concilium. Nº 151. (1980).     160 Paginas.

v      HUNT. George. Calvinism and the political order. Philadelphia (EE.UU.): published by the Westminster press. SF. 216 paginas.

v      IRWIN. C.H. Juan Calvino –su vida y su obra -.México D.F (México). Casa Unida de Publicaciones. 1947. 156 paginas.

v      REID. Stanford. John Calvin – his influence in the western world -. Grand Rapids (Michigan): by the Zondervan corporation. 1982. 415 Paginas.

v      VILANOVA. Evangelista. Historia de la teología Cristiana. Tomo III – siglos XVIII, XIX y XX -. Barcelona (España): Editorial Herder. 1992.  1059 paginas.

v      WEBER. Max. La ética protestante y el espíritu del capitalismo. Barcelona (España): editorial Alianza. 1998. 336 paginas.



[1] BOETTNER. Loraine. La predestinación. Grand Rapids (EE.UU.): Subcomisión de literatura cristiana. 1968. Pagina 5

[2] aunque lo anterior no exime esta investigación de hacer uso de algunos de sus intérpretes para ayudar en la comprensión de sus planteamientos, pero se ha buscado que los que lo interpretan, en lo posible no sean calvinistas,  para lograr aunque sea una mínima reducción en el subjetivismo.

[3] CALVINO. Juan. Institución de la religión cristiana. Barcelona (España). Fundación Editorial de Literatura Reformada. 1999. Página 124: libro I, capitulo XVI. § 1

[4] Ibíd pagina 125

[5] Ibíd. § 3 (pagina 127)

[6] Ibíd. § 6 (pagina 128)

[7] Ibíd. § 8 ( pagina 12)

[8] Ibíd. Libro III. Capitulo XXI, § 5. (pagina 729)

[9] Ibíd. Libro III. Capitulo VII. § 3 (pagina 529)

[10] Ibíd.

[11] CALVINO. Juan. Comentario a la primera epístola a Timoteo. En www.iglesiareformada.com 

[12] DONNER.Theo. Una introducción a la historia y  teología de la reforma. Medellín: Seminario Bíblico de Colombia. 1987. Pagina 221.

[13] Ibid. 222

[14] REID. Stanford. John Calvin – his influence in the western world -. Grand Rapids (Michigan): by the Zondervan corporation. 1982. Pagina 13

[15] Ibid. 203

[16] Ibid.

[17] FREUND. J. Trabajo y religión según Max Weber. En: Revista Concilium. Nº 151. (1980). Pagina 33

[18] Ibíd. 34

[19] Ibíd.

[20] WEBER. Max. La ética protestante y el espíritu del capitalismo. Barcelona (España): editorial Alianza. 1998. 336 pagina 245.

[21] VILANOVA. Evangelista. Historia de la teología Cristiana. Tomo III – siglos XVIII, XIX y XX -. Barcelona (España): Editorial Herder. 1992. Pagina 51-52

[22] A continuación intento dar una respuesta a maera de síntesis para el problema planteado.

[23] Debe quedar claro que no soy calvinista, por tanto no estoy defendiendo a Juan Calvino, ni mucho menos estoy de acuerdo con mucho de lo que él cree ni con su hermenéutica en el mayor de los casos,  pero es necesario entenderlo desde su contexto referencial y desde ahí hablar

[24] IRWIN. C.H. Juan Calvino – su vida y su obra -. México D.F. (México): Casa Unida de Publicaciones. 1947. Pagina 125

[25] Op Cit: FREUND. Pagina 32-33

[26] WEBER. Max. La ética protestante y el espíritu del capitalismo. Barcelona (España): editorial Alianza. 1998. 336 paginas    Página 105.