VIDA Y OBRA DE TOMÁS DE AQUINO Y SU EJEMPLO PARA EL MINISTERIO HOY

TEOLOGÍA PASTORAL

SANTO TOMÁS DE AQUINO 

  

Presentado a : 

DAVID FORD

  

Presentado por: 

DARLINE ARÉVALO

OMAR CASTAÑO

DINICIO GUERRERO

DIANA MARÍA VALDEZ DUQUE

FUNDACIÓN UNIVERSITARIA SEMINARIO BÍBLICO DE COLOMBIA

Medellín, Octubre 15 de 2004

 

1. VIDA PERSONAL Y FAMILIA

Tomás de Aquino provenía de una familia de origen Lambardo. Hijo del Conde Aquino de Roccasecca. Sobre su vida sentimental los libros biográficos callan. No hay registros que muestre que Tomás de Aquino haya tenido esposa ni hijos.

En medio de sus labores académicas, ingresó en la Orden de Sto. Domingo, provocando oposición y repudio por parte de su familia. La oposición de su familia fue causal para que estuviera encerrado bajo custodia por algún tiempo. Al recobrar la libertad se dirigió hacia el norte a fin de proseguir sus estudios con San Alberto Magno, otro dominico, en París y Colonia.

“En su vida social se dice que era muy distraído, pues se absorbía en tal forma en sus pensamientos que llegaba a olvidar, en ocasiones, todo lo que lo rodeaba. Fue conocido por su bondad y a pesar de su devoción al estudio supo hallar tiempo para predicar. Fue un sacerdote y un Fraile ejemplar y al final de su vida llegó a gozar de la experiencia mística” [1] .

El más grande teólogo y filósofo de la iglesia medieval. Nació en Roccasecca, cerca de Nápoles (Italia), en 1225.  Su padre era el conde de Aquino, de donde viene su apellido.  Siendo muy joven y sin contar con el apoyo familiar entró en la orden dominicana, en 1239 llegó a Nápoles a estudiar en la universidad fundada en 1224 por el emperador Federico II.  Tomás fue enviado por los dominicos a estudiar a Paris en 1245, y después a Colonia (1248-1252), donde tuvo por profesor al teólogo de la misma orden Alberto Magno.  La mayor parte del resto de su vida la pasó como maestro en París, desde 1252, dando un primer curso sobre las Sentencias de Pedro Lombardo. En 1273 suspendió el trabajo de la Suma Teológica por una visión que Dios le había mostrado en un servicio religioso.  El papa Gregorio X le ordenó participar en el Concilio de Lyón, pero murió en el camino el 7 de marzo de 1274.  Fue canonizado por Juan XXII en 1326 y hecho doctor de la iglesia por  Pió V en 1567, León XIII lo declaró patrono de las escuelas católicas en 1880.

 

2. ERRORES Y FALLAS 

El pensamiento de Tomás de Aquino es considerado como obras del pensamiento lógico, que toca casi todas las cuestiones de la teología y la moral. Los lectores modernos consideran o se molestan porque creen que su metodología es frustrante, debido en que trata algunas cosas de manera trivial  siendo estas vitales para el pensamiento teológico.

Algunos pensadores cristianos consideran erróneas las ideas extrabíblicas como; el culto a María, la penitencia y el purgatorio entre otras, enseñadas por Santo Tomás, ya que él las coloca como esenciales  al mismo nivel de la fe Bíblica consignada en La Palabra y como vitales dentro del mensaje cristiano.

Se le critica su aguda relación que hace entre la razón y la revelación, en donde él considera que deben ir unidas para una mayor comprensión de la fe Bíblica, y la aceptación del mensaje cristiano. Esto es un error, ya que el descubrimiento del ser de Dios como tal se haya más allá del límite de la razón, además, asunto como la Trinidad y la Encarnación solamente pueden ser entendidos a la luz de La Palabra, ya que por ser nuestra razón limitada carece de la capacidad de la comprensión de este tipo de temas.

Su convicción en aceptar de manera radical el pensamiento filosófico de los griegos, para hacer un acercamiento a la Biblia lo hace caer en el error de no practicar una hermenéutica que lo lleve a realizar una exégesis Bíblica correcta; ya que al acercarse al texto Bíblico lo hace con presuposiciones que lo harán cometer  errores en su interpretación y predicación del mensaje cristiano.

 

3. LABORES PRINCIPALES

“Reconocido como el más grande filósofo de la iglesia católica, es el fundador de la escolástica, se le conoce también como el hombre de mayor talento para profundizar en filosofía, teología y exponer con claridad el fruto de sus estudios.  Bondadoso, sencillo y sabio. A pesar de su corta vida de 49 años, escribió un sin número de obras, entre las que se destacan: “La Suma Contra Gentiles y La Suma Teológica”.  En su juventud escribió El Comentario a las Sentencias de Pedro Lombardo y también escribió comentarios a Aristóteles y a las Escrituras” [2] .

“También ejerció una influencia sobre el protestantismo, aunque muchos de sus errores antibíblicos y excesos especulativos, que también cometieron otros teólogos, fueron repudiados por la Reforma, el carácter agustiniano de mucha de su teología, fue reconocida con gratitud.  Los teólogos sistemáticos protestantes post- tridentinos, tales como F. Turrenti, le debieron a él tanto la metodología, como el detalle de los argumentos acerca de la apologética – la aguda distinción entre la “naturaleza” (accesible a todos) y “gracia” (derivada de la revelación pero que perfecciona y no repudia las razones de la razón)- ha sido un tema recurrente en el protestantismo, que la fuerte tradición post-kantiana, culminando en la obra de Kart Barth, no debería ocultar.   La influencia de Tomás de Aquino siempre se hará sentir donde se persiga vigorosamente la teológica filosófica.  Pero el tomismo seguido sin discernimiento crítico, puede tener un efecto intelectualmente restrictivo.  Y cuando la religión es entendida primeramente en términos de valores y no de verdades, puede esperarse que su influencia sea mucho menor” [3] .

4. CONTEXTO

4.1. “Alta Edad Media: XI-XII: Nos encontramos con tres estamentos sociales fundamentales (propias de un régimen señorial): la Nobleza (que muestra su predilección por los Cantares de Gesta, obras que narran las hazañas de los héroes, pertenecientes a estas clases); el Clero (única clase letrada, que cultivará el Mester de Clerecía); y el Pueblo (que cultiva la lírica tradicional, anónima y oral).

4.2. Focos culturales: Durante la Edad Media hay distintos focos de producción y difusión de cultura:

4.2.1 La iglesia. Los monasterios cuentan con importantes bibliotecas; los monjes son casi los únicos que pueden acceder a la cultura escrita, y escribirán para difundir sus ideas, sobre todo religiosas: de ahí deriva el TEOCENTRISMO: la cultura gira en torno a Dios. Es el foco fundamental en la Alta E.M.

4.2.2. Las Universidades, en la baja Edad Media, también de fuerte orientación religiosa y con escasos alumnos.

4.2.3. La corte, sobre todo a partir de Alfonso X el sabio (s XIII). En el siglo XV será tan importante que se hablará de "literatura cortesana" o de "lírica del amor cortés".

4.2.4. La labor de los juglares, cantores y actores errantes, que en las plazas públicas (y también en la Corte) recitaban romances y Poemas Épicos (Mío Cid)” [4] .

“En la Plena Edad Media se produce un significativo auge de la religiosidad. En las órdenes religiosas se viven aires de reforma, en un principio en Cluny y posteriormente con San Bernardo y el Cister. También aparecen órdenes militares y hospitalarias fruto de las Cruzadas que tienen su momento de esplendor en estas fechas. El clero secular también manifiesta un importante proceso de renovación al igual que las órdenes mendicantes -dominicos, franciscanos, espirituales y órdenes menores-. El espíritu religioso reformista afectará de igual manera a los laicos, adquiriendo una gran importancia los sacramentos y nuevas formas de culto y piedad. Sin embargo, estos aires reformistas en ocasiones se alejarán de la ortodoxia provocando diversas corrientes heréticas -comunales, mesiánico-milenaristas, antijerárquicas, a favor de la pobreza- siendo la más conocida el catarismo. La reacción eclesiástica no se hizo esperar y la represión del catarismo traerá consigo la creación de la Inquisición” [5] .

 

5. RELACIÓN CON OTROS PASTORES.

“Se relacionó con  los dominicos. Estos  eran una orden que hacían fuerte énfasis en un regreso al evangelio y en el aprendizaje académico.  Tomás de Aquino hizo parte de ellos  desde sus diecinueve a sus veinte años y se convirtió en una autoridad muy reconocida” [6] .

“También perteneció a los escolásticos:  estos eran pensadores que sostuvieron una amplia variedad de ideas tanto en filosofía como en teología. La principal preocupación de los escolásticos fue integrar el conocimiento ya adquirido de forma separada por el razonamiento de la filosofía griega y la revelación cristiana. Los escolásticos afirmaban que el mismo Dios era la fuente de ambos tipos de conocimiento (fe y razón) y la verdad era uno de sus principales atributos” [7] . 

“Fue discípulo de Alberto el grande: Alberto  es considerado un personaje clave en el proceso de asimilación de la filosofía aristotélica por la escolástica medieval y  el resurgimiento de la ciencia natural” [8] .

“Conoce muy bien el pensamiento de los Padres de la Iglesia, de los árabes y de los judíos” [9] .

“En medio de las controversias fue objetivo, digno y pacífico. Su lenguaje contribuyó mucho a fijar la terminología filosófica” [10] .

“Tiene muy clara conciencia de los derechos de la razón a resolver el enigma de lo real y los hizo valer. Tomás señala un cambio de actitud con toda claridad: termina con la sumisión de la filosofía respecto de la teología” [11] .

6. CREENCIAS

“Cree que el conocimiento intelectual se adquiere por abstracción, a partir de la intuición, como  una actividad del entendimiento de cada persona individual. No reconoce al hombre ninguna intuición de las realidades espirituales” [12] .

“Cree que el hombre es una sustancia única, compuesta de materia y forma; el alma es espiritual e inmortal. El alma humana es, pues, a la vez, forma sustancial del cuerpo y forma subsistente. Es decir, capaz de subsistir sola.  El alma es creada por Dios, no producida por una causa puramente biológica” [13] .

“Cree que el fin del  hombre es alcanzar la felicidad, pero esta felicidad sólo se encuentra en el cielo.  Aquí lo que se llama felicidad es una felicidad imperfecta. El fin último natural de toda persona creada es el conocimiento y el amor a Dios. Para el hombre este fin no puede ser poseído o alcanzado de una manera estable y definitiva, sino en una vida puramente espiritual y que la muerte fija para siempre al alma humana, ya sea en la felicidad o en la infelicidad” [14] .

“Santo Tomás  supo el modo de enfrentar la fe y la razón; la teología y la filosofía; no ignoró la posición de ningún pensador importante y de cada uno supo aprovechar lo mejor, siendo siempre consecuente con la verdad y con los principios” [15] .

“Tomás afirma que la existencia de Dios puede ser demostrada filosóficamente; empleó conceptos filosóficos para ilustrar proposiciones de la verdad revelada.  Creía en la soberanía de Dios como la primera causa de todo lo que existe. Cree que Dios es uno, eterno, infinito, bueno y trino.  Creía que toda la verdad proviene de Dios y es una sola; tanto la razón como la fe  provienen de Dios, por lo tanto no puede haber contradicción entre ellas y donde hay aparente conflicto es por errores en la comprensión humana. Cree que la esencia  de Dios es existir" [16] .

“Creía en la doctrina sobre el bien, y sobre la bondad divina como causa final del universo y motivo del acto creador, y la participación del bien divino que tiene su máximo grado en las criaturas racionales” [17] .

“Dice que la teología es una ciencia, y   la teolog mayor certeza que cualquier otra ciencia s de la raz llama teología,  a aquella que es basada en la revelación y da a conocer verdades que no pueden conocerse a través de la razón; pero  estas verdades pueden ser comprendidas por la razón, no es posible llegar a la fe por medio de la argumentación, pero es por medio de la razón que la fe se puede explicar y el creyente tiene que razonar acerca de la fe. Esta teología es inequívoca y tiene mayor certeza que cualquier otra ciencia humana” [18] .

“Cree que la naturaleza proviene de Dios y por lo tanto es buena; pero que el pecado afectó esta naturaleza y oscurece la capacidad humana para conocer a Dios; por tal razón se hace necesaria la ayuda de Dios para obtener nueva naturaleza y para volver a Dios” [19] .

Cree que el alma sobre vive a la muerte y espera la reunión con el cuerpo en la resurrección; Dios crea directamente cada alma humana directamente en el vientre materno.  

7. COMPARACIÒN CON ALGUN PERSONAJE DE LA BIBLIA 

Con el apóstol Pablo en su creatividad, capacidad intelectual, estudioso de la Palabra, esquemático, asiduo escritor y pensador. Aunque su muerte se dio siendo muy joven y soltero, y Pablo vivió mucho más tiempo y también soltero, la comparación se hace en su calidad de pensador, escritor y reflexión frente a temas de gran controversia y principalmente por su deseo de comunicar el mensaje bíblico defendiendo la fe y la Biblia.

A pesar de sus errores su importancia es reconocida en todo el mundo bíblico y aunque Pablo no es reconocido por errores, si lo es por su capacidad teológica y apologética de la Palabra.

8. LECCIONES PARA EL PASTOR COLOMBIANO

Cada vez que nos acercamos a un personaje de esta categoría, debemos tomar todos los aspectos positivos que tengan para ser imitados. En el caso de Tomas rescatamos su deseo por capacitarse, indagar, crear y escribir acerca de temas teológicos, con la intención de dar mayor claridad y orientación a la iglesia sobre lo que debe creer y predicar. El pastor colombiano esta llamado a practicar una apologética más severa, investigando a fondo los autores de la literatura bíblica y filosófica para dar respuesta a las herejías y controversias que se nos presentan en la actualidad. Así como Tomas lucho y se enfrento a los retos de su época con el convencimiento de dar respuestas y claridad a temas teológicos, nosotros debemos hacer lo mismo con la intención de defender nuestra fe y guiar a la iglesia por el camino correcto de la fe.

Debemos confiar más en Dios y su providencia para luchar porque La Palabra de Dios sea escuchada y estudiada por todos, imitando la convicción de estos personajes que llegaron hasta el fin de sus vidas defendiendo lo que creían y predicaban.

 

BIBLIOGRAFÍA

COPLESTON.  F.C. El pensamiento de Santo Tomás. E.d. Fondo de cultura económica. México.  1995.

COPLESTON, F.C. El Pensamiento de Santo Tomás. 1955. Pengun Books, Harmondsworth. México. Encarta 2003.

JOHN D. WOODBRIDGE. Grandes Líderes de la Iglesia.  Editorial Vida, Miami Florida 1998.

LA CUEVA, Francisco. Diccionario Teológico Ilustrado. Ed. Clie. Barcelona. 2001.

http://usuarios.lycos.es/lenguayliteratura/literatura/medieval.htm

http://www.artehistoria.com/frames.htm?http://www.artehistoria.com/historia/personajes/5521.htm.

NAMIAN BYRNE, O.P. Suma de teología I. Ed. Católica. I.A. Madrid. 1998. pg. 69.

www.rial.org.

 

 



[1] COPLESTON.  F.C. El pensamiento de Santo Tomás. E.d. Fondo de cultura económica. México.  1995. p.g.8.

[2] El Pensamiento de Santo Tomás. Copleston, F.C. 1955. Pengun Books, Harmondsworth. México. Pág. 7-8.

[3] LA CUEVA, Francisco. Diccionario Teológico Ilustrado. Ed. Clie. Barcelona. 2001. pg.577-579.

[6] NAMIAN BYRNE, O.P. Suma de teología I. Ed. Católica. I.A. Madrid. 1998. pg. 69.

[7] Encarta 2003.

[8] Encarta 2003.

[9] www.rial.org.

[10] www.rial.org.

[11] NAMIAN BYRNE, O.P. Suma de teología I. Ed. Católica. I.A. Madrid. 1998. pg. 81.

[12] www.rial.org.

[13] www.rial.org.

[14] www.rial.org.

[15] www.rial.org.

[16] NAMIAN BYRNE, O.P. Suma de teología I. Ed. Católica. I.A. Madrid. 1998. pg. 107-113.

[17] www.rial.org.

[18] NAMIAN BYRNE, O.P. Suma de teología I. Ed. Católica. I.A. Madrid. 1998. pg. 86-93

[19] Ibíd. pg. 95.